Por favor, seleccione su país e idioma:

Volver
Norteamérica
Europa
América Latina
Asiático

¿No encontró su país región y su idioma? Visite nuestra página web global: English

Pistas de tierra estrechas, superficies duras e irregulares y carreteras asfaltadas de circulación rápida. Los rallies, como el “ADAC Rallye de Alemania”, son un desafío tanto para los vehículos, como para los equipos y sus pilotos. Para garantizar que los vehículos tengan la mejor adherencia posible, se necesitan amortiguadores especiales. Los hemos analizado más de cerca.

Lo esencial es un ajuste óptimo


Debido a las diferentes condiciones de la calzada, que van desde la tierra al asfalto, pasando por nieve o grava, es sumamente importante que los amortiguadores para los vehículos de competición de rallies se desarrollen de conformidad con los requisitos específicos de los equipos y se puedan ajustar individualmente. Estos amortiguadores tienen tres o cuatro ajustes en función del rendimiento. Opcionalmente, se pueden elegir amortiguadores con topes de compresión hidráulicos regulables.

Los ajustes para asfalto, por ejemplo, son más duros, lo cual incrementa la estabilidad y mejora el equilibrio. También hay que contar con las diferentes condiciones de la calzada en las etapas especiales, a fin de conseguir un elevado compromiso en lo relativo a los ajustes del vehículo.

Diseño

Los amortiguadores convencionales están equipados con cojinetes de goma-metal para un mejor aislamiento acústico. En cambio, los amortiguadores para competiciones de rallies van equipados con cojinetes de articulación sin holgura. Estos amortiguadores son fabricados con materiales especiales, como por ejemplo, la cerámica, lo cual permite maniobrar los vehículos con mayor precisión, consiguiendo así una mejor respuesta en pista. Adicionalmente, los amortiguadores pueden reducir las vibraciones y los impactos con mayor eficacia. Para cumplir con estas difíciles condiciones se usan revestimientos y juntas optimizados para la fricción, que garantizan a los conductores un control total del vehículo. En situaciones extremas, la velocidad de los amortiguadores (eje del pistón) puede alcanzar hasta 6 m/s.

Dependiendo del diseño, los amortiguadores para competiciones de rallies pueden tener un peso que oscila entre los 2,800 y 6,200 Kgr. Estos amortiguadores, además, brindan un rendimiento óptimo, tanto en el frío glacial de Suecia como en el calor extremo de áreas tropicales.

Para garantizar la máxima fiabilidad, se necesita una precisión absoluta durante la fabricación y su desarrollo. Los amortiguadores pueden soportar una fuerza transversal de hasta diez toneladas.

video_play_button Ver imágenes ahora

De las carreras de rally a la carretera


Nuestros clientes se benefician también de estos conocimientos del ámbito de las carreras de rally. Por eso, ofrecemos amortiguadores SACHS Performance para una serie de aplicaciones de vehículos.

Descubra más sobre los amortiguadores SACHS Performance aquí.

Amortiguadores SACHS Performance