La amortiguación adaptable Continuous Damping Control (CDC) de SACHS es uno de los productos más populares de ZF. A comienzos de 2012 salió de la línea de producción de la sede de Schweinfurt de ZF Friedrichshafen AG la unidad número doce millones para automóviles.

Comodidad y dinámica de conducción


Cada vez más fabricantes de automóviles están optando por montar en sus vehículos el sistema de amortiguación adaptable denominado Continuous Damping Control (CDC). Este monitoriza de forma permanente los factores que influyen en la amortiguación, tales como las condiciones de la calzada, la carga, la aceleración de la carrocería y las acciones del conductor. Los sensores del vehículo registran todos los cambios. A partir de estos datos, la unidad de control determina los requisitos de amortiguación óptimos, con lo que se reduce la necesidad de mantenimiento.

La válvula proporcional adapta la fuerza de amortiguación de cada una de las ruedas en cuestión de milisegundos. Esto se traduce en una mayor comodidad y dinámica de conducción, menor movimiento de rodadura y de cabeceo, y una menor distancia de frenado gracias a un mejor contacto con la carretera. Estas son ventajas que se usan también cada vez más en autobuses, ómnibus, camiones y maquinaria agrícola.

1 Sensor delantero derecho de la carrocería

2 Sensor, puntal de suspensión derecho (aceleración de la rueda)

3 Unidad de control CDC

4 Sensor delantero izquierdo de la carrocería (aceleración de la carrocería)

5 Sensor trasero de la carrocería (aceleración de la carrocería)

6 Amortiguador CDC trasero

7 Sensor, puntal de suspensión izquierdo (aceleración de la rueda)

8 Puntales de suspensión CDC delanteros

Carrocería

Autodiagnóstico


Si hay una falla eléctrica o mecánica, los amortiguadores CDC deben revisarse de la misma manera que un amortiguador convencional y sustituirse en caso necesario. Después del montaje, el amortiguador CDC se debe calibrar en el vehículo con un comprobador de diagnóstico.

El sistema CDC es capaz de llevar a cabo un autodiagnóstico, pero solo detecta fallas eléctricas, no fallas de funcionamiento mecánico. Si se detecta una falla, se enciende la luz indicadora del CDC en el tablero de instrumentos. Para delimitar más el problema, se necesita un comprobador de diagnóstico (por ejemplo, el Bosch KTS). Este se puede usar para leer y borrar la memoria de fallas. Dependiendo del vehículo, también se pueden comparar los valores nominales/reales para revisar los sensores del sistema CDC.

Montaje de amortiguadores CDC: siempre por pares


Al montar amortiguadores CDC, sustitúyalos siempre por pares. Para garantizar una funcionalidad completa, las piezas adosadas, como los topes de compresión, los tubos protectores y los soportes del puntal de suspensión también deben revisarse en cuanto a desgaste antes de montar los amortiguadores. Cada vez que monte amortiguadores, sustituya siempre el kit de asistencia técnica (tubo protector y tope de compresión).

CDC (Continuous Damping Control)

CDC (Continuous Damping Control) CDC (Continuous Damping Control)

Montaje sin tensiones


Este es otro consejo importante para sustituir sistemas CDC con éxito: para evitar tensión o esfuerzo en los amortiguadores, apriete los tornillos de fijación únicamente cuando el vehículo esté apoyado sobre las ruedas. Después, mida y reajuste la geometría de las ruedas, si es necesario.

Tras sustituir el amortiguador CDC, compruebe las funciones del sistema. Cuando se conecta el encendido, la lámpara de control CDC del automóvil se debe apagar tras unos diez segundos. Eso es todo: el sistema CDC está listo para usarse de nuevo.