SACHS en todo el mundo –

Estamos a su lado en todas partes

Usted está aquí:

América Latina Español | Português

Usted está aquí:

América Latina Español | Português
worldmap

Descubra todo el portafolio de
ZF Aftermarket


AMÉRICA LATINA

AMÉRICA LATINA

Consejo práctico de SACHS:
Sustitución de amortiguadores: consejos de montaje para profesionales

Los amortiguadores de choque o de vibraciones son responsables principalmente de la seguridad y la comodidad durante la conducción. ¿Cuándo se deben sustituir los amortiguadores? ¿Cómo se montan correctamente los nuevos amortiguadores? Descúbralo con este consejo práctico.

Los amortiguadores de choque o de vibraciones son responsables principalmente de la seguridad y la comodidad durante la conducción. ¿Cuándo se deben sustituir los amortiguadores? ¿Cómo se montan correctamente los nuevos amortiguadores? Descúbralo con este consejo práctico.

Montaje de amortiguadores en el taller

Como todas las piezas de desgaste de los vehículos, la vida de los amortiguadores es limitada. Durante esta vida, el amortiguador del vehículo pierde progresivamente su fuerza de amortiguación. Normalmente, los conductores no perciben el proceso de desgaste de los amortiguadores, dado que se acostumbran al cambio en el manejo del vehículo conforme pasa el tiempo. Solo en el taller se pueden revisar los amortiguadores y detectar de forma fiable cualquier defecto.

Pero, ¿cuándo se deben sustituir los amortiguadores? Los amortiguadores se deben sustituir inmediatamente si se detecta cualquier defecto durante la revisión, ya que eso significa que el amortiguador se encuentra al final de su vida útil. Esa es la única forma de prevenir riesgos para la seguridad y elevados costes subsiguientes. El motivo es que, además de perjudicar la seguridad del conductor debido al aumento de las distancias de frenado, fallas de funcionamiento en el ABS y otros sistemas dinámicos del vehículo, así como la mayor tendencia a patinar del vehículo, los amortiguadores con desgaste pueden provocar también un desgaste prematuro en otras piezas del vehículo. Entre ellas se incluyen, especialmente, los neumáticos, resortes y piezas del chasis y la dirección. Si se sustituyen los amortiguadores a tiempo, no solo se restablece la seguridad del vehículo, sino que se evitan costosas reparaciones subsiguientes. En general, el montaje de los amortiguadores es un trabajo rutinario en el taller. No obstante, debe prestarse atención a ciertos detalles importantes.

Montaje de amortiguadores en el taller

Como todas las piezas de desgaste de los vehículos, la vida de los amortiguadores es limitada. Durante esta vida, el amortiguador del vehículo pierde progresivamente su fuerza de amortiguación. Normalmente, los conductores no perciben el proceso de desgaste de los amortiguadores, dado que se acostumbran al cambio en el manejo del vehículo conforme pasa el tiempo. Solo en el taller se pueden revisar los amortiguadores y detectar de forma fiable cualquier defecto.

Pero, ¿cuándo se deben sustituir los amortiguadores? Los amortiguadores se deben sustituir inmediatamente si se detecta cualquier defecto durante la revisión, ya que eso significa que el amortiguador se encuentra al final de su vida útil. Esa es la única forma de prevenir riesgos para la seguridad y elevados costes subsiguientes. El motivo es que, además de perjudicar la seguridad del conductor debido al aumento de las distancias de frenado, fallas de funcionamiento en el ABS y otros sistemas dinámicos del vehículo, así como la mayor tendencia a patinar del vehículo, los amortiguadores con desgaste pueden provocar también un desgaste prematuro en otras piezas del vehículo. Entre ellas se incluyen, especialmente, los neumáticos, resortes y piezas del chasis y la dirección. Si se sustituyen los amortiguadores a tiempo, no solo se restablece la seguridad del vehículo, sino que se evitan costosas reparaciones subsiguientes. En general, el montaje de los amortiguadores es un trabajo rutinario en el taller. No obstante, debe prestarse atención a ciertos detalles importantes.

Sustitución correcta de los amortiguadores; así se hace:

  • 1. Antes de montarlos, purgue el aire de los amortiguadores

    Para sustituir correctamente los amortiguadores, debe purgar el aire de los amortiguadores nuevos antes de montarlos.

    Debido al almacenamiento horizontal de los amortiguadores durante el transporte, dentro del amortiguador se mezclan el gas con el líquido hidráulico. Si desea sustituir los amortiguadores sin de antemano purgar de aire los nuevos, el efecto óptimo de amortiguación solo se conseguirá una vez que el vehículo haya rebotado hacia arriba y hacia abajo varias veces. Esto puede provocar un aumento de ruido (chirrido).

    Para evitar este efecto no deseado por el conductor al sustituir los amortiguadores, se debe empujar y tirar manualmente del vástago del pistón varias veces en la dirección de funcionamiento. Así se separan de nuevo el gas y el líquido hidráulico.

    El amortiguador estará purgado y proporcionará todo el efecto de absorción inmediatamente tras el montaje.

    Para sustituir correctamente los amortiguadores, debe purgar el aire de los amortiguadores nuevos antes de montarlos.

    Debido al almacenamiento horizontal de los amortiguadores durante el transporte, dentro del amortiguador se mezclan el gas con el líquido hidráulico. Si desea sustituir los amortiguadores sin de antemano purgar de aire los nuevos, el efecto óptimo de amortiguación solo se conseguirá una vez que el vehículo haya rebotado hacia arriba y hacia abajo varias veces. Esto puede provocar un aumento de ruido (chirrido).

    Para evitar este efecto no deseado por el conductor al sustituir los amortiguadores, se debe empujar y tirar manualmente del vástago del pistón varias veces en la dirección de funcionamiento. Así se separan de nuevo el gas y el líquido hidráulico.

    El amortiguador estará purgado y proporcionará todo el efecto de absorción inmediatamente tras el montaje.

  • 2. Sustitución de amortiguadores desgastados

    A continuación se incluyen algunos consejos sobre el montaje correcto de los amortiguadores en el taller. Debido a los distintos tipos de amortiguadores, solo podemos proporcionar aquí unas pocas instrucciones básicas sobre la sustitución de amortiguadores.

    ADVERTENCIA:Riesgo de lesiones graves provocadas por la liberación súbita de resortes. Use siempre un compresor de resortes adecuado.

    A continuación se incluyen algunos consejos sobre el montaje correcto de los amortiguadores en el taller. Debido a los distintos tipos de amortiguadores, solo podemos proporcionar aquí unas pocas instrucciones básicas sobre la sustitución de amortiguadores.

    ADVERTENCIA:Riesgo de lesiones graves provocadas por la liberación súbita de resortes. Use siempre un compresor de resortes adecuado.

    Consejos para el eje delantero

    • Si quiere sustituir los amortiguadores, use una herramienta adecuada (p. ej., un caballete para cajas de cambios) que soporte la suspensión de ruedas, antes de quitar los amortiguadores.
    • La sustitución de los amortiguadores de automóviles en un puntal de suspensión McPherson requiere, en su caso, que se desconecten los cables de los transmisores de revoluciones de las ruedas (también llamados sensores ABS) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico, y que se desmonte la manguera de freno de los soportes correspondientes. (ver ilustración)
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción y retire el amortiguador y/o puntal de suspensión. Si retira también el puntal de suspensión, debe seguir las instrucciones de montaje y normas de seguridad del fabricante.
    • Para el ensamblaje y el montaje, vuelva a colocar todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Respete el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción. Asegure todos los cables que puedan haberse desconectado de los sensores ABS (transmisores de revoluciones de las ruedas) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico antes de colocar los amortiguadores; coloque también la manguera de freno en sus soportes correspondientes.

    Consejos para el eje delantero

    • Si quiere sustituir los amortiguadores, use una herramienta adecuada (p. ej., un caballete para cajas de cambios) que soporte la suspensión de ruedas, antes de quitar los amortiguadores.
    • La sustitución de los amortiguadores de automóviles en un puntal de suspensión McPherson requiere, en su caso, que se desconecten los cables de los transmisores de revoluciones de las ruedas (también llamados sensores ABS) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico, y que se desmonte la manguera de freno de los soportes correspondientes. (ver ilustración)
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción y retire el amortiguador y/o puntal de suspensión. Si retira también el puntal de suspensión, debe seguir las instrucciones de montaje y normas de seguridad del fabricante.
    • Para el ensamblaje y el montaje, vuelva a colocar todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Respete el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción. Asegure todos los cables que puedan haberse desconectado de los sensores ABS (transmisores de revoluciones de las ruedas) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico antes de colocar los amortiguadores; coloque también la manguera de freno en sus soportes correspondientes.

    Eje trasero

    • Antes del desmontaje, use una herramienta adecuada como soporte del chasis (p. ej., un caballete para cajas de cambios).
    • Si es necesario, retire todas las cubiertas del interior del vehículo para poder acceder hasta los pernos de sujeción superiores del amortiguador.
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción, y retire el amortiguador.
    • Para el montaje, sustituya todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Observe cualquier identificación para el montaje y el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción (ver ilustración).

    Eje trasero

    • Antes del desmontaje, use una herramienta adecuada como soporte del chasis (p. ej., un caballete para cajas de cambios).
    • Si es necesario, retire todas las cubiertas del interior del vehículo para poder acceder hasta los pernos de sujeción superiores del amortiguador.
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción, y retire el amortiguador.
    • Para el montaje, sustituya todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Observe cualquier identificación para el montaje y el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción (ver ilustración).

Notas finales

  • Para garantizar una manejo seguro del vehículo, sustituya siempre los dos amortiguadores en un eje.
  • Tras sustituir los amortiguadores, realice una alineación del eje.
  • A continuación, realice un ensayo en carretera para comprobar que funcionen correctamente.

Notas finales

  • Para garantizar una manejo seguro del vehículo, sustituya siempre los dos amortiguadores en un eje.
  • Tras sustituir los amortiguadores, realice una alineación del eje.
  • A continuación, realice un ensayo en carretera para comprobar que funcionen correctamente.

Consejos útiles adicionales

Los amortiguadores de choque o de vibraciones son responsables principalmente de la seguridad y la comodidad durante la conducción. ¿Cuándo se deben sustituir los amortiguadores? ¿Cómo se montan correctamente los nuevos amortiguadores? Descúbralo con este consejo práctico.

Los amortiguadores de choque o de vibraciones son responsables principalmente de la seguridad y la comodidad durante la conducción. ¿Cuándo se deben sustituir los amortiguadores? ¿Cómo se montan correctamente los nuevos amortiguadores? Descúbralo con este consejo práctico.

Montaje de amortiguadores en el taller

Como todas las piezas de desgaste de los vehículos, la vida de los amortiguadores es limitada. Durante esta vida, el amortiguador del vehículo pierde progresivamente su fuerza de amortiguación. Normalmente, los conductores no perciben el proceso de desgaste de los amortiguadores, dado que se acostumbran al cambio en el manejo del vehículo conforme pasa el tiempo. Solo en el taller se pueden revisar los amortiguadores y detectar de forma fiable cualquier defecto.

Pero, ¿cuándo se deben sustituir los amortiguadores? Los amortiguadores se deben sustituir inmediatamente si se detecta cualquier defecto durante la revisión, ya que eso significa que el amortiguador se encuentra al final de su vida útil. Esa es la única forma de prevenir riesgos para la seguridad y elevados costes subsiguientes. El motivo es que, además de perjudicar la seguridad del conductor debido al aumento de las distancias de frenado, fallas de funcionamiento en el ABS y otros sistemas dinámicos del vehículo, así como la mayor tendencia a patinar del vehículo, los amortiguadores con desgaste pueden provocar también un desgaste prematuro en otras piezas del vehículo. Entre ellas se incluyen, especialmente, los neumáticos, resortes y piezas del chasis y la dirección. Si se sustituyen los amortiguadores a tiempo, no solo se restablece la seguridad del vehículo, sino que se evitan costosas reparaciones subsiguientes. En general, el montaje de los amortiguadores es un trabajo rutinario en el taller. No obstante, debe prestarse atención a ciertos detalles importantes.

Montaje de amortiguadores en el taller

Como todas las piezas de desgaste de los vehículos, la vida de los amortiguadores es limitada. Durante esta vida, el amortiguador del vehículo pierde progresivamente su fuerza de amortiguación. Normalmente, los conductores no perciben el proceso de desgaste de los amortiguadores, dado que se acostumbran al cambio en el manejo del vehículo conforme pasa el tiempo. Solo en el taller se pueden revisar los amortiguadores y detectar de forma fiable cualquier defecto.

Pero, ¿cuándo se deben sustituir los amortiguadores? Los amortiguadores se deben sustituir inmediatamente si se detecta cualquier defecto durante la revisión, ya que eso significa que el amortiguador se encuentra al final de su vida útil. Esa es la única forma de prevenir riesgos para la seguridad y elevados costes subsiguientes. El motivo es que, además de perjudicar la seguridad del conductor debido al aumento de las distancias de frenado, fallas de funcionamiento en el ABS y otros sistemas dinámicos del vehículo, así como la mayor tendencia a patinar del vehículo, los amortiguadores con desgaste pueden provocar también un desgaste prematuro en otras piezas del vehículo. Entre ellas se incluyen, especialmente, los neumáticos, resortes y piezas del chasis y la dirección. Si se sustituyen los amortiguadores a tiempo, no solo se restablece la seguridad del vehículo, sino que se evitan costosas reparaciones subsiguientes. En general, el montaje de los amortiguadores es un trabajo rutinario en el taller. No obstante, debe prestarse atención a ciertos detalles importantes.

Sustitución correcta de los amortiguadores; así se hace:

  • 1. Antes de montarlos, purgue el aire de los amortiguadores

    Para sustituir correctamente los amortiguadores, debe purgar el aire de los amortiguadores nuevos antes de montarlos.

    Debido al almacenamiento horizontal de los amortiguadores durante el transporte, dentro del amortiguador se mezclan el gas con el líquido hidráulico. Si desea sustituir los amortiguadores sin de antemano purgar de aire los nuevos, el efecto óptimo de amortiguación solo se conseguirá una vez que el vehículo haya rebotado hacia arriba y hacia abajo varias veces. Esto puede provocar un aumento de ruido (chirrido).

    Para evitar este efecto no deseado por el conductor al sustituir los amortiguadores, se debe empujar y tirar manualmente del vástago del pistón varias veces en la dirección de funcionamiento. Así se separan de nuevo el gas y el líquido hidráulico.

    El amortiguador estará purgado y proporcionará todo el efecto de absorción inmediatamente tras el montaje.

    Para sustituir correctamente los amortiguadores, debe purgar el aire de los amortiguadores nuevos antes de montarlos.

    Debido al almacenamiento horizontal de los amortiguadores durante el transporte, dentro del amortiguador se mezclan el gas con el líquido hidráulico. Si desea sustituir los amortiguadores sin de antemano purgar de aire los nuevos, el efecto óptimo de amortiguación solo se conseguirá una vez que el vehículo haya rebotado hacia arriba y hacia abajo varias veces. Esto puede provocar un aumento de ruido (chirrido).

    Para evitar este efecto no deseado por el conductor al sustituir los amortiguadores, se debe empujar y tirar manualmente del vástago del pistón varias veces en la dirección de funcionamiento. Así se separan de nuevo el gas y el líquido hidráulico.

    El amortiguador estará purgado y proporcionará todo el efecto de absorción inmediatamente tras el montaje.

  • 2. Sustitución de amortiguadores desgastados

    A continuación se incluyen algunos consejos sobre el montaje correcto de los amortiguadores en el taller. Debido a los distintos tipos de amortiguadores, solo podemos proporcionar aquí unas pocas instrucciones básicas sobre la sustitución de amortiguadores.

    ADVERTENCIA:Riesgo de lesiones graves provocadas por la liberación súbita de resortes. Use siempre un compresor de resortes adecuado.

    A continuación se incluyen algunos consejos sobre el montaje correcto de los amortiguadores en el taller. Debido a los distintos tipos de amortiguadores, solo podemos proporcionar aquí unas pocas instrucciones básicas sobre la sustitución de amortiguadores.

    ADVERTENCIA:Riesgo de lesiones graves provocadas por la liberación súbita de resortes. Use siempre un compresor de resortes adecuado.

    Consejos para el eje delantero

    • Si quiere sustituir los amortiguadores, use una herramienta adecuada (p. ej., un caballete para cajas de cambios) que soporte la suspensión de ruedas, antes de quitar los amortiguadores.
    • La sustitución de los amortiguadores de automóviles en un puntal de suspensión McPherson requiere, en su caso, que se desconecten los cables de los transmisores de revoluciones de las ruedas (también llamados sensores ABS) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico, y que se desmonte la manguera de freno de los soportes correspondientes. (ver ilustración)
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción y retire el amortiguador y/o puntal de suspensión. Si retira también el puntal de suspensión, debe seguir las instrucciones de montaje y normas de seguridad del fabricante.
    • Para el ensamblaje y el montaje, vuelva a colocar todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Respete el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción. Asegure todos los cables que puedan haberse desconectado de los sensores ABS (transmisores de revoluciones de las ruedas) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico antes de colocar los amortiguadores; coloque también la manguera de freno en sus soportes correspondientes.

    Consejos para el eje delantero

    • Si quiere sustituir los amortiguadores, use una herramienta adecuada (p. ej., un caballete para cajas de cambios) que soporte la suspensión de ruedas, antes de quitar los amortiguadores.
    • La sustitución de los amortiguadores de automóviles en un puntal de suspensión McPherson requiere, en su caso, que se desconecten los cables de los transmisores de revoluciones de las ruedas (también llamados sensores ABS) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico, y que se desmonte la manguera de freno de los soportes correspondientes. (ver ilustración)
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción y retire el amortiguador y/o puntal de suspensión. Si retira también el puntal de suspensión, debe seguir las instrucciones de montaje y normas de seguridad del fabricante.
    • Para el ensamblaje y el montaje, vuelva a colocar todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Respete el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción. Asegure todos los cables que puedan haberse desconectado de los sensores ABS (transmisores de revoluciones de las ruedas) y el indicador de desgaste del revestimiento eléctrico antes de colocar los amortiguadores; coloque también la manguera de freno en sus soportes correspondientes.

    Eje trasero

    • Antes del desmontaje, use una herramienta adecuada como soporte del chasis (p. ej., un caballete para cajas de cambios).
    • Si es necesario, retire todas las cubiertas del interior del vehículo para poder acceder hasta los pernos de sujeción superiores del amortiguador.
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción, y retire el amortiguador.
    • Para el montaje, sustituya todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Observe cualquier identificación para el montaje y el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción (ver ilustración).

    Eje trasero

    • Antes del desmontaje, use una herramienta adecuada como soporte del chasis (p. ej., un caballete para cajas de cambios).
    • Si es necesario, retire todas las cubiertas del interior del vehículo para poder acceder hasta los pernos de sujeción superiores del amortiguador.
    • Afloje y retire todos los pernos de sujeción, y retire el amortiguador.
    • Para el montaje, sustituya todos los pernos de sujeción y monte el accesorio suministrado. Observe cualquier identificación para el montaje y el par especificado por el fabricante del vehículo para los pernos de sujeción (ver ilustración).

Notas finales

  • Para garantizar una manejo seguro del vehículo, sustituya siempre los dos amortiguadores en un eje.
  • Tras sustituir los amortiguadores, realice una alineación del eje.
  • A continuación, realice un ensayo en carretera para comprobar que funcionen correctamente.

Notas finales

  • Para garantizar una manejo seguro del vehículo, sustituya siempre los dos amortiguadores en un eje.
  • Tras sustituir los amortiguadores, realice una alineación del eje.
  • A continuación, realice un ensayo en carretera para comprobar que funcionen correctamente.

Consejos útiles adicionales

Más información