Continuous Damping Control (CDC o amortiguación adaptable) de SACHS es un sistema de amortiguación variable para vehículos pesados. Con los amortiguadores convencionales, la curva característica de la amortiguación se ajusta de fábrica y no puede cambiarse. Con el CDC, los amortiguadores con ajuste electrónico en las cuatro ruedas regulan la fuerza de amortiguación en tiempo real en función de la situación de conducción correspondiente.

Continuous Damping Control para camiones ofrece numerosas ventajas: la conducción se vuelve más controlable, más cómoda, más relajada; además, aporta mayor seguridad.

Probado un millón de veces: sistema de amortiguación electrónico CDC


Continuous Damping Control es uno de los productos con más éxito de SACHS. Desde que ZF comenzara a desarrollar su sistema de control del chasis continuamente ajustable para la producción en serie en 1994 (la primera empresa en hacerlo), han salido de fábrica más de 18 millones de unidades.

Diseñado en su momento como solución de sistema opcional para vehículos de lujo y superclase, actualmente, junto al Continuous Damping Control de SACHS para automóviles, existen también modelos para colectivos y camiones. De esta forma, la tecnología del Continuous Damping Control contribuye también a la comodidad de conductores y pasajeros en los vehículos pesados, y protege la carga útil.

Continuous Damping Control de SACHS para camiones

El principio inteligente del CDC

El principio operativo del Continuous Damping Control es tan inteligente como convincente. El diseño del Continuous Damping Control incorpora una válvula de amortiguación proporcional controlada electrónicamente. Durante la marcha, los sensores supervisan todos los factores, como el estado de la carretera, la carga útil actual o las acciones del conductor, e informan del comportamiento de los elementos de resorte al sistema electrónico integrado. El software de control del Continuous Damping Control para camiones analiza la situación de conducción y calcula la fuerza de amortiguación ideal para la situación actual en cuestión de milisegundos. La válvula proporcional controla el flujo de aceite dentro del amortiguador, para que la fuerza de amortiguación sea firme o de una suavidad cómoda. De esta forma, el sistema de amortiguación electrónico del Continuous Damping Control garantiza una comodidad óptima y una seguridad constante.

Amortiguadores para camiones


Funcionamiento rentable: amortiguadores SACHS para vehículos pesados.

Más información sobre los amortiguadores SACHS para camiones y otros vehículos pesados
Amortiguadores SACHS para vehículos pesados

Amortiguadores para colectivos


Contacto perfecto con la carretera: amortiguadores SACHS para colectivos.

Más información sobre los amortiguadores SACHS para colectivos
Teaser de amortiguadores SACHS para colectivos