LEMFÖRDER en todo el mundo –

Estamos a su lado en todas partes

Usted está aquí:

América Latina Español | Português

Usted está aquí:

América Latina Español | Português
worldmap

AMÉRICA LATINA

AMÉRICA LATINA

Brazos de control de LEMFÖRDER

Para un guiado preciso de las ruedas

Para garantizar un manejo seguro del vehículo incluso cuando las condiciones de la carretera son extremas, es importante que el movimiento de las ruedas se transmita de manera rápida y precisa. Para este propósito, dentro de la suspensión de la rueda se usan brazos de control de diseño inteligente con articulaciones.

Para garantizar un manejo seguro del vehículo incluso cuando las condiciones de la carretera son extremas, es importante que el movimiento de las ruedas se transmita de manera rápida y precisa. Para este propósito, dentro de la suspensión de la rueda se usan brazos de control de diseño inteligente con articulaciones.

Contacto seguro con las ruedas

LEMFÖRDER suministra muchos tipos de brazos de control diferentes adaptados a vehículos específicos, también para configuraciones de ejes complejas: desde barras guía, barras de acoplamiento axiales y tirantes, hasta brazos de control y rótulas de suspensión o rótulas de apoyo. En el caso de las suspensiones independientes, el portarruedas se puede conectar a la carrocería del vehículo con hasta cinco brazos de control. Dependiendo del requisito del cliente, los componentes están ajustados para características de conducción orientadas o bien a la comodidad o a la dinámica. De acuerdo con el tipo constructivo, se usan articulaciones de 2 puntos, de 3 puntos o, en raras ocasiones, de 4 puntos. Además de los brazos de control de acero, LEMFÖRDER también desarrolla y fabrica brazos de control ligeros de aluminio de calidad superior.

Los brazos de control se encargan de guiar las ruedas y, frecuentemente, también de transmitir las fuerzas elásticas, de amortiguación y de estabilización.

Contacto seguro con las ruedas

LEMFÖRDER suministra muchos tipos de brazos de control diferentes adaptados a vehículos específicos, también para configuraciones de ejes complejas: desde barras guía, barras de acoplamiento axiales y tirantes, hasta brazos de control y rótulas de suspensión o rótulas de apoyo. En el caso de las suspensiones independientes, el portarruedas se puede conectar a la carrocería del vehículo con hasta cinco brazos de control. Dependiendo del requisito del cliente, los componentes están ajustados para características de conducción orientadas o bien a la comodidad o a la dinámica. De acuerdo con el tipo constructivo, se usan articulaciones de 2 puntos, de 3 puntos o, en raras ocasiones, de 4 puntos. Además de los brazos de control de acero, LEMFÖRDER también desarrolla y fabrica brazos de control ligeros de aluminio de calidad superior.

Los brazos de control se encargan de guiar las ruedas y, frecuentemente, también de transmitir las fuerzas elásticas, de amortiguación y de estabilización.

Los brazos de control de LEMFÖRDER ofrecen muchas ventajas

  • Guiado preciso de las ruedas
  • Mayor comodidad de conducción gracias a la amortiguación de las vibraciones
  • Mayor seguridad de conducción, gracias al comportamiento de conducción individual específico.

La conexión y movilidad de los brazos de control se establece a través de diferentes rótulas de suspensión.

Los brazos de control de LEMFÖRDER ofrecen muchas ventajas

  • Guiado preciso de las ruedas
  • Mayor comodidad de conducción gracias a la amortiguación de las vibraciones
  • Mayor seguridad de conducción, gracias al comportamiento de conducción individual específico.

La conexión y movilidad de los brazos de control se establece a través de diferentes rótulas de suspensión.

  • El brazo de control transversal: comportamiento en marcha a medida
    Brazo de control de aluminio ligero de LEMFÖRDER
    Barra transversal LEMFOERDER

    ¿Dinamismo o comodidad? Con la suspensión independiente, esto depende, entre otras cosas, del diseño de los brazos de control, que unen la carrocería del vehículo a la rueda y a su neumático.

    Los brazos de control transversales de LEMFÖRDER están diseñados a medida de acuerdo con los requisitos individuales de cada cliente y con las características de conducción de cada vehículo. Además, en el proceso de fabricación se usan materiales alternativos, tales como el aluminio, que hacen más ligera en total la suspensión de las ruedas. La construcción ligera es una de las tecnologías clave cuando se trata de reducir el consumo de energía de los vehículos.

    ¿Dinamismo o comodidad? Con la suspensión independiente, esto depende, entre otras cosas, del diseño de los brazos de control, que unen la carrocería del vehículo a la rueda y a su neumático.

    Los brazos de control transversales de LEMFÖRDER están diseñados a medida de acuerdo con los requisitos individuales de cada cliente y con las características de conducción de cada vehículo. Además, en el proceso de fabricación se usan materiales alternativos, tales como el aluminio, que hacen más ligera en total la suspensión de las ruedas. La construcción ligera es una de las tecnologías clave cuando se trata de reducir el consumo de energía de los vehículos.

    Brazo de control de aluminio ligero de LEMFÖRDER
    Barra transversal LEMFOERDER
  • El brazo de control de guía y el brazo de control de apoyo
    Brazos de control de guía y de apoyo de LEMFÖRDER
    Brazo de control de guía y brazo de control de apoyo LEMFOERDER

    Dependiendo de la función que vaya a tener el brazo de control, para el guiado de la rueda se usa un brazo de control de guía o un brazo de control de apoyo. Un brazo de control de guía absorbe las fuerzas de frenado, de marcha y laterales. Un brazo de control de apoyo también soporta el peso del vehículo. Además, asume las funciones de suspensión y de amortiguación en la carrocería y está diseñado para ser más estable. Los fabricantes de automóviles usan frecuentemente los brazos de control de apoyo en el nivel inferior de ejes con brazos transversales dobles y suspensiones traseras de varios brazos.

    Dependiendo de la función que vaya a tener el brazo de control, para el guiado de la rueda se usa un brazo de control de guía o un brazo de control de apoyo. Un brazo de control de guía absorbe las fuerzas de frenado, de marcha y laterales. Un brazo de control de apoyo también soporta el peso del vehículo. Además, asume las funciones de suspensión y de amortiguación en la carrocería y está diseñado para ser más estable. Los fabricantes de automóviles usan frecuentemente los brazos de control de apoyo en el nivel inferior de ejes con brazos transversales dobles y suspensiones traseras de varios brazos.

    Brazos de control de guía y de apoyo de LEMFÖRDER
    Brazo de control de guía y brazo de control de apoyo LEMFOERDER
  • El brazo de control de chapa metálica SMiCA
    Brazo de control de chapa metálica SMiCA de LEMFÖRDER sin remaches ni tornillos.
    Brazo de control de chapa metálica SMiCA de LEMFOERDER

    Los brazos de control están sometidos a fuerzas muy elevadas y, por consiguiente, deben cumplir requisitos muy exigentes: resistencia al pandeo, resistencia a la flexión y durabilidad. Al mismo tiempo, es deseable que tengan un peso reducido, como marca la tendencia actual hacia la construcción ligera de la industria automotriz moderna.

    Una solución ligera de ZF que ya se encuentra lista para el inicio de la producción es el brazo de control SMiCA (Sheet Metal integrated Control Arm = brazo de control integrado de chapa metálica). Se trata de un brazo de control que no requiere uniones remachadas ni atornilladas y que es, por consiguiente, hasta un 23 por ciento más ligero que los brazos de control de chapa metálica convencionales. Además, requiere menos espacio de montaje, con lo que permite actuar con mayor libertad a la hora de diseñar el chasis.

    Los brazos de control están sometidos a fuerzas muy elevadas y, por consiguiente, deben cumplir requisitos muy exigentes: resistencia al pandeo, resistencia a la flexión y durabilidad. Al mismo tiempo, es deseable que tengan un peso reducido, como marca la tendencia actual hacia la construcción ligera de la industria automotriz moderna.

    Una solución ligera de ZF que ya se encuentra lista para el inicio de la producción es el brazo de control SMiCA (Sheet Metal integrated Control Arm = brazo de control integrado de chapa metálica). Se trata de un brazo de control que no requiere uniones remachadas ni atornilladas y que es, por consiguiente, hasta un 23 por ciento más ligero que los brazos de control de chapa metálica convencionales. Además, requiere menos espacio de montaje, con lo que permite actuar con mayor libertad a la hora de diseñar el chasis.

    Brazo de control de chapa metálica SMiCA de LEMFÖRDER sin remaches ni tornillos.
    Brazo de control de chapa metálica SMiCA de LEMFOERDER
Rótula de LEMFÖRDER
Elemento central del diseño: rótula de LEMFOERDER

El elemento central de diseño: la rótula

Las rótulas se usan, por ejemplo, en brazos de control, barras de acoplamiento y brazos estabilizadores. Una rótula consta de un asiento de rótula y de un vástago de rótula, y se mueve libremente en tres direcciones. Las fuerzas de tracción, de compresión y radiales se transmiten en estas tres direcciones prácticamente sin pérdidas. Se producen pequeñas pérdidas a consecuencia de la fricción. Por eso, LEMFÖRDER usa materiales de calidad superior para la bola y para el asiento y logra, así:

  • Baja deformabilidad
  • Excelentes características de deslizamiento
  • Amortiguación sobresaliente

La denominación exacta de las rótulas está relacionada con la dirección de la transmisión de fuerza: las rótulas angulares transmiten fuerzas radiales, las rótulas axiales transmiten fuerzas axiales.

Rótula de LEMFÖRDER
Elemento central del diseño: rótula de LEMFOERDER

El elemento central de diseño: la rótula

Las rótulas se usan, por ejemplo, en brazos de control, barras de acoplamiento y brazos estabilizadores. Una rótula consta de un asiento de rótula y de un vástago de rótula, y se mueve libremente en tres direcciones. Las fuerzas de tracción, de compresión y radiales se transmiten en estas tres direcciones prácticamente sin pérdidas. Se producen pequeñas pérdidas a consecuencia de la fricción. Por eso, LEMFÖRDER usa materiales de calidad superior para la bola y para el asiento y logra, así:

  • Baja deformabilidad
  • Excelentes características de deslizamiento
  • Amortiguación sobresaliente

La denominación exacta de las rótulas está relacionada con la dirección de la transmisión de fuerza: las rótulas angulares transmiten fuerzas radiales, las rótulas axiales transmiten fuerzas axiales.

Otros productos

Otros componentes de dirección y de chasis LEMFÖRDER de un vistazo

Obtenga información sobre los distintos productos de nuestra cartera:

Componentes de caucho-metal de LEMFÖRDER

Encontrará información detallada sobre los distintos componentes de caucho-metal para la línea motriz y el chasis aquí: