SACHS en todo el mundo -

Su socio, donde quiera que esté

Usted está aquí:

España / Portugal Español | Português

Usted está aquí:

España / Portugal Español | Português
worldmap


España

España

Consejo útil de SACHS:
Cambiar amortiguadores CDC.

A principios de 2012 se alcanzó la cifra de doce millones de amortiguadores CDC para turismos fabricados en la fábrica de ZF Friedrichshafen AG de Schweinfurt desde la entrada en serie en 1994.

A principios de 2012 se alcanzó la cifra de doce millones de amortiguadores CDC para turismos fabricados en la fábrica de ZF Friedrichshafen AG de Schweinfurt desde la entrada en serie en 1994.

Comodidad de conducción y dinámica

Cada vez más fabricantes de automóviles optan por el sistema de amortiguación sin escalones, denominado Continuous Damping Control (CDC), en sus vehículos. Este, supervisa de forma permanente los factores de influencia, tales como las condiciones de la calzada, la carga, la aceleración de la carrocería y las acciones del conductor. Los sensores del vehículo registran todos los cambios. Partiendo de esto, la unidad de control determina los requisitos de amortiguación óptimos. La válvula proporcional adapta la fuerza de amortiguación en milisegundos para cada rueda individual. Esto se traduce en una mayor comodidad de conducción y dinámica, menos movimiento de rodadura y de cabeceo, y una menor distancia de frenado gracias a un mejor contacto con la calzada. Estas son ventajas que se usan también con cada vez mayor frecuencia en autobuses, vehículos sobre raíles, camiones y maquinaria agrícola.

Comodidad de conducción y dinámica

Cada vez más fabricantes de automóviles optan por el sistema de amortiguación sin escalones, denominado Continuous Damping Control (CDC), en sus vehículos. Este, supervisa de forma permanente los factores de influencia, tales como las condiciones de la calzada, la carga, la aceleración de la carrocería y las acciones del conductor. Los sensores del vehículo registran todos los cambios. Partiendo de esto, la unidad de control determina los requisitos de amortiguación óptimos. La válvula proporcional adapta la fuerza de amortiguación en milisegundos para cada rueda individual. Esto se traduce en una mayor comodidad de conducción y dinámica, menos movimiento de rodadura y de cabeceo, y una menor distancia de frenado gracias a un mejor contacto con la calzada. Estas son ventajas que se usan también con cada vez mayor frecuencia en autobuses, vehículos sobre raíles, camiones y maquinaria agrícola.

1 Sensor de la carrocería, delante derecho

2 Sensor, puntal de suspensión derecho (aceleración de la rueda)

3 Unidad de control CDC

4 Sensor de la carrocería, delante izquierdo (aceleración de la carrocería)

5 Sensor de la carrocería, detrás (aceleración de la carrocería)

6 Amortiguador CDC, detrás

7 Sensor, puntal de suspensión izquierdo (aceleración de la rueda)

8 Puntal de suspensión CDC, cara frontal

1 Sensor de la carrocería, delante derecho

2 Sensor, puntal de suspensión derecho (aceleración de la rueda)

3 Unidad de control CDC

4 Sensor de la carrocería, delante izquierdo (aceleración de la carrocería)

5 Sensor de la carrocería, detrás (aceleración de la carrocería)

6 Amortiguador CDC, detrás

7 Sensor, puntal de suspensión izquierdo (aceleración de la rueda)

8 Puntal de suspensión CDC, cara frontal

Autodiagnóstico

Si hay un fallo eléctrico o mecánico, el amortiguador CDC debe comprobarse de la misma manera que un amortiguador convencional y sustituirse en caso necesario. Gerhard Endriß, ingeniero de asistencia técnica de ZF Aftermarket, despeja las preocupaciones de muchos mecánicos: “Incluso cuando hay que cambiar los amortiguadores CDC, no se requiere ningún trabajo adicional en el sistema eléctrico. Para desmontar los amortiguadores CDC solo hay que desconectar el enchufe macho del mazo de cables de la válvula proporcional del amortiguador, y volverlo a conectar durante el montaje”.

El sistema CDC es capaz de llevar a cabo un autodiagnóstico, pero solo detecta fallos eléctricos, no mecánicos. Si se detecta un fallo, la lámpara de control del CDC en el cuadro de instrumentos se enciende. Para determinar el problema con más precisión se necesita un dispositivo de diagnóstico (por ejemplo, el Bosch KTS). Este se puede usar para leer y borrar la memoria de fallos. Dependiendo del vehículo, también se pueden comparar los valores objetivo/reales para comprobar así los sensores del sistema CDC.

Autodiagnóstico

Si hay un fallo eléctrico o mecánico, el amortiguador CDC debe comprobarse de la misma manera que un amortiguador convencional y sustituirse en caso necesario. Gerhard Endriß, ingeniero de asistencia técnica de ZF Aftermarket, despeja las preocupaciones de muchos mecánicos: “Incluso cuando hay que cambiar los amortiguadores CDC, no se requiere ningún trabajo adicional en el sistema eléctrico. Para desmontar los amortiguadores CDC solo hay que desconectar el enchufe macho del mazo de cables de la válvula proporcional del amortiguador, y volverlo a conectar durante el montaje”.

El sistema CDC es capaz de llevar a cabo un autodiagnóstico, pero solo detecta fallos eléctricos, no mecánicos. Si se detecta un fallo, la lámpara de control del CDC en el cuadro de instrumentos se enciende. Para determinar el problema con más precisión se necesita un dispositivo de diagnóstico (por ejemplo, el Bosch KTS). Este se puede usar para leer y borrar la memoria de fallos. Dependiendo del vehículo, también se pueden comparar los valores objetivo/reales para comprobar así los sensores del sistema CDC.

Sustitución por pares

Gerhard Endriß, señala expresamente que los amortiguadores CDC siempre deben sustituirse por pares. Para garantizar la funcionalidad completa, las piezas de montaje, tales como los topes de compresión, los tubos protectores y los soportes del puntal de suspensión también deben comprobarse en cuanto al desgaste antes de montar los amortiguadores. Cada vez que se cambian los amortiguadores, el kit de asistencia técnica, compuesto por el tubo protector y el tope de compresión, también deben sustituirse.

Sustitución por pares

Gerhard Endriß, señala expresamente que los amortiguadores CDC siempre deben sustituirse por pares. Para garantizar la funcionalidad completa, las piezas de montaje, tales como los topes de compresión, los tubos protectores y los soportes del puntal de suspensión también deben comprobarse en cuanto al desgaste antes de montar los amortiguadores. Cada vez que se cambian los amortiguadores, el kit de asistencia técnica, compuesto por el tubo protector y el tope de compresión, también deben sustituirse.

Montaje sin sobretensión

El ingeniero de asistencia técnica explica: "La tensión o la deformación de los amortiguadores se puede evitar apretando los tornillos de fijación inferiores solamente cuando el vehículo está asentado sobre las ruedas. Después de eso, la geometría de las ruedas se mide y reajusta en caso necesario". Después de cada cambio de los amortiguadores CDC, que se lleva a cabo por ejes, es necesario comprobar las funciones del sistema. Cuando el encendido está conectado, la lámpara de control CDC debe apagarse después de aproximadamente diez segundos. Eso es todo: su sistema de amortiguación CDC está listo para ser usado de nuevo.

Montaje sin sobretensión

El ingeniero de asistencia técnica explica: "La tensión o la deformación de los amortiguadores se puede evitar apretando los tornillos de fijación inferiores solamente cuando el vehículo está asentado sobre las ruedas. Después de eso, la geometría de las ruedas se mide y reajusta en caso necesario". Después de cada cambio de los amortiguadores CDC, que se lleva a cabo por ejes, es necesario comprobar las funciones del sistema. Cuando el encendido está conectado, la lámpara de control CDC debe apagarse después de aproximadamente diez segundos. Eso es todo: su sistema de amortiguación CDC está listo para ser usado de nuevo.

Más información