LEMFÖRDER en todo el mundo -

Su socio, donde quiera que esté

Usted está aquí:

España / Portugal Español | Português

Usted está aquí:

España / Portugal Español | Português
worldmap


España

España

Cambiar los brazos de control
Cómo se hace

Brazo de control defectuoso

Los brazos de control se instalan de dos en dos en el eje delantero y en el eje trasero, y, como parte de la suspensión, conectan el chasis a las ruedas. Por eso, influyen significativamente en las características de conducción del vehículo.

¿Qué prefiere?, ¿un estilo de conducción dinámico o cómodo? Los brazos de control se ajustan individualmente al vehículo en función de las características deseadas. Además, absorben los movimientos y las fuerzas laterales que se producen cuando se cambia bruscamente de dirección y se frena.

Los brazos de control se instalan de dos en dos en el eje delantero y en el eje trasero, y, como parte de la suspensión, conectan el chasis a las ruedas. Por eso, influyen significativamente en las características de conducción del vehículo.

¿Qué prefiere?, ¿un estilo de conducción dinámico o cómodo? Los brazos de control se ajustan individualmente al vehículo en función de las características deseadas. Además, absorben los movimientos y las fuerzas laterales que se producen cuando se cambia bruscamente de dirección y se frena.

Síntomas

Un brazo de control defectuoso se puede hacer notar de distintas formas:

  • Ruidos (chirridos, crujidos, ruidos sordos)
  • Empeoramiento del comportamiento del vehículo
  • Comportamiento cada vez más vago e impreciso de la dirección
  • Desgaste irregular de los neumáticos

Consejo: Si un brazo de control está en buen estado, se pueden cambiar sólo los apoyos y las juntas que estén defectuosos. Sin embargo, cambiar los apoyos, los casquillos y las rótulas de los brazos de control puede ser una tarea muy compleja y costosa.

Por lo general, cambiar el brazo completo es más seguro y, con frecuencia, también más económico.

Defectos en los brazos de control
Brazo de control defectuoso

Síntomas

Un brazo de control defectuoso se puede hacer notar de distintas formas:

  • Ruidos (chirridos, crujidos, ruidos sordos)
  • Empeoramiento del comportamiento del vehículo
  • Comportamiento cada vez más vago e impreciso de la dirección
  • Desgaste irregular de los neumáticos

Consejo: Si un brazo de control está en buen estado, se pueden cambiar sólo los apoyos y las juntas que estén defectuosos. Sin embargo, cambiar los apoyos, los casquillos y las rótulas de los brazos de control puede ser una tarea muy compleja y costosa.

Por lo general, cambiar el brazo completo es más seguro y, con frecuencia, también más económico.

Defectos en los brazos de control
Brazo de control defectuoso

Paso a paso: Cambiar un brazo de control

Los pasos exactos los determina el fabricante de vehículos que corresponda. Pero, por lo general, un brazo de control se cambia como se explica a continuación:

Los pasos exactos los determina el fabricante de vehículos que corresponda. Pero, por lo general, un brazo de control se cambia como se explica a continuación:

  • Pasos 1 a 3: Elevación del vehículo, preparación

    1. En primer lugar, eleve el vehículo utilizando una plataforma elevadora (la opción ideal es una plataforma de cuatro postes sin ruedas). Esto facilita la tarea de apretar correctamente los tornillos de fijación del brazo de control.

    ADVERTENCIA: Dependiendo del diseño del eje, puede ser necesario asegurar el brazo de control para que no se caiga con un dispositivo adecuado, como, p. ej., un elevador para transmisiones.

    2. Aplique en los tornillos de fijación y en las tuercas del brazo de control un disolvente de óxido y déjelo actuar durante unos minutos para que tornillos y tuercas se puedan aflojar más fácilmente.

    3. En los vehículos con nivelación automática de los faros, puede ser necesario desconectar el sensor de nivelación del brazo de control.

    Consejo útil

    1. En primer lugar, eleve el vehículo utilizando una plataforma elevadora (la opción ideal es una plataforma de cuatro postes sin ruedas). Esto facilita la tarea de apretar correctamente los tornillos de fijación del brazo de control.

    ADVERTENCIA: Dependiendo del diseño del eje, puede ser necesario asegurar el brazo de control para que no se caiga con un dispositivo adecuado, como, p. ej., un elevador para transmisiones.

    2. Aplique en los tornillos de fijación y en las tuercas del brazo de control un disolvente de óxido y déjelo actuar durante unos minutos para que tornillos y tuercas se puedan aflojar más fácilmente.

    3. En los vehículos con nivelación automática de los faros, puede ser necesario desconectar el sensor de nivelación del brazo de control.

    Consejo útil
  • Paso 4: Aflojar los tornillos de fijación del estabilizador, si fuera preciso

    4. Si el estabilizador está conectado al brazo de control, el siguiente paso consistirá en aflojar y retirar los tornillos de fijación del estabilizador que corresponda.

    tornillos de fijación del estabilizador

    4. Si el estabilizador está conectado al brazo de control, el siguiente paso consistirá en aflojar y retirar los tornillos de fijación del estabilizador que corresponda.

    tornillos de fijación del estabilizador
  • Pasos 5 a 7: Retirar el brazo de control

    5. Afloje y retire los tornillos de fijación del brazo de control.

    6. Afloje la articulación de rótula de la mangueta de dirección con una herramienta especial adecuada (p. ej., un extractor).

    7. Retire el brazo de control usado.

    5. Afloje y retire los tornillos de fijación del brazo de control.

    6. Afloje la articulación de rótula de la mangueta de dirección con una herramienta especial adecuada (p. ej., un extractor).

    7. Retire el brazo de control usado.

  • Pasos 8 a 11: Instalar el brazo de control nuevo

    8. Limpie la superficie de montaje del pasador de la articulación de rótula de la mangueta de dirección con papel de lija y, después, con limpiador de frenos. Si no se toma esta precaución, pueden entrar partículas de óxido en la articulación del brazo de control nuevo a través del pasador, lo que podría provocar daños prematuros en la articulación.

    Limpie la mangueta de dirección

    8. Limpie la superficie de montaje del pasador de la articulación de rótula de la mangueta de dirección con papel de lija y, después, con limpiador de frenos. Si no se toma esta precaución, pueden entrar partículas de óxido en la articulación del brazo de control nuevo a través del pasador, lo que podría provocar daños prematuros en la articulación.

    Limpie la mangueta de dirección

    9. Monte el brazo de control nuevo con los accesorios adjuntos y coloque los tornillos y las tuercas de fijación nuevos.

    Nuevos tornillos colocados

    9. Monte el brazo de control nuevo con los accesorios adjuntos y coloque los tornillos y las tuercas de fijación nuevos.

    Nuevos tornillos colocados

    10. Monte de nuevo el estabilizador y, si procede, conecte el sensor de nivelación de los faros al brazo de control.

    NOTA: No apriete los tornillos ni las tuercas de fijación en este paso, puesto que ello puede provocar un retorcimiento de los soportes de caucho cuando la suspensión se comprima. Esto podría llevar a una precarga no deseada de los soportes.

    Soporte de caucho sin fijar

    10. Monte de nuevo el estabilizador y, si procede, conecte el sensor de nivelación de los faros al brazo de control.

    NOTA: No apriete los tornillos ni las tuercas de fijación en este paso, puesto que ello puede provocar un retorcimiento de los soportes de caucho cuando la suspensión se comprima. Esto podría llevar a una precarga no deseada de los soportes.

    Soporte de caucho sin fijar

    11. Ahora, descienda el vehículo hasta que la suspensión esté comprimida. En este punto resulta ventajoso utilizar una plataforma de cuatro postes sin ruedas, que permite acceder a la parte inferior del vehículo fácilmente cuando éste se baje.

    Coloque los tornillos y las tuercas

    11. Ahora, descienda el vehículo hasta que la suspensión esté comprimida. En este punto resulta ventajoso utilizar una plataforma de cuatro postes sin ruedas, que permite acceder a la parte inferior del vehículo fácilmente cuando éste se baje.

    Coloque los tornillos y las tuercas
  • Paso 12, 13: Bajar el vehículo

    12. Apriete los tornillos de fijación con el par estipulado por el fabricante del vehículo.

    13. Baje por completo el vehículo.

    12. Apriete los tornillos de fijación con el par estipulado por el fabricante del vehículo.

    13. Baje por completo el vehículo.

  • Paso 14: Ajustar la suspensión

    14. Mida la suspensión y ajústela si fuera necesario.

    Medición de la suspensión

    14. Mida la suspensión y ajústela si fuera necesario.

    Medición de la suspensión
  • Pasos 15, 16: Control

    15. Revise y, si fuera necesario, modifique como corresponda los ajustes de los faros en los vehículos con sistema de nivelación automático de los faros en los que el sensor de nivelación esté fijado al brazo de control.

    16. Para terminar, recorra con el vehículo un trayecto de prueba.

    15. Revise y, si fuera necesario, modifique como corresponda los ajustes de los faros en los vehículos con sistema de nivelación automático de los faros en los que el sensor de nivelación esté fijado al brazo de control.

    16. Para terminar, recorra con el vehículo un trayecto de prueba.